Guerra y más guerra

posted Nov 18, 2011, 2:49 PM by coss admin

Para: El Nuevo Día, San Juan Puerto Rico, 18 de Noviembre del 2011

El más reciente debate de los candidatos presidenciales republicanos ciertamente expuso la incompetencia de la mayoría de ellos en cuanto a su visión de política exterior.  Sus propuestas de cómo tratar las crisis son las propuestas anacrónicas draconianas de resolver y propiciar cambios militarmente… a  fuerza de bombazos y ocupaciones militares. Pareciera que viven enajenados de la realidad de los evidentes fracasos que han representado las guerras en Iraq y Afganistán.

Tomemos como ejemplo la crisis actual respecto al programa nuclear iraní. Casi todos los candidatos republicanos optaron por hacerle coro a las inauditas propuestas del Primer Ministro Benjamín Netanyahu quien junto a su ministro de guerra Ehud Barak se encontraban enfilando sus cañones hacia una incursión militar en Irán. Esta propuesta descabellada ha sido fuertemente criticada desde los más íntimos fueros israelíes que ha causado un eco fuerte también en la comunidad internacional que sigue alineada, gracias a Dios, con tratar el caso iraní ejerciendo opciones diplomáticas y no bélicas. El pasado director de la inteligencia israelí,  Meir Dagan, expresó recientemente  que un ataque aéreo israelí contra los reactores nucleares de Irán es “la idea más estúpida que haya escuchado y que no ofrecería ninguna ventaja”. También el vice primer ministro Moshe Ya’alon expresó que bajo ninguna circunstancia Israel debería conducir una operación militar unilateral contra Irán.  

Ignorando todo esto los candidatos republicanos prefirieron tocar los tambores de guerra para las gradas y seguir obteniendo beneficios para sus campañas de importantes cabilderos y de la poderosa industria armamentista que lamentablemente ejerce un control férreo tanto del poder ejecutivo como del legislativo.

Podemos quizás excluir del locuaz grupo de ignorantes candidatos a Ron Paul;  quien ha sido duramente criticado por proponer acabar con las guerras de ocupación y en vez enfocar los recursos de defensa en seguridad interna y guardar las fronteras. Mitt Romney ha optado por vender la guerra en su plataforma política.  Este último, a pesar de su  amplia experiencia gubernamental, sugirió apoyar a la “insurgencia iraní”; cosa que existe sólo en su imaginación.

La realidad fáctica es que no existe evidencia de desvío de uranio al programa militar iraní. Así que cuidado con quienes, como Netanyahu,  traten de vender otra propuesta.  Es harto sabido que  Netanyahu es un mentiroso de alto calibre; al extremo de Nicolás Sarkozy expresarle al presidente Obama que estaba “harto de la mentiras” del premier israelí. Lamentablemente la retórica respecto a Irán suena familiar a aquella fantasía de la supuesta existencia de armas de destrucción masiva con la que fraudulentamente se vendió a la comunidad internacional la guerra contra Iraq.

No podemos dejar a un lado los desaciertos en política del abatido candidato Herman Cain;  quien expresó en una reciente entrevista no tener idea de cómo él pudo haber lidiado con la reciente revuelta popular en Libia y  quien catalogó generalizando  a los musulmanes americanos como extremistas. 

Mientras se escuchaba esta retahíla de enredo y monserga en política exterior pudimos observar al presidente Obama en esfuerzos diplomáticos con Rusia y China con quienes indudablemente  tiene que trabajar tanto para con  la situación que progresivamente se deteriora en Siria;  como para con el asunto del desarrollo del programa nuclear iraní.  Lamentablemente en muchos candidatos republicanos aún persiste la mentalidad del mundo bipolar donde los EEUU y la Unión Soviética eran los indiscutibles soberanos del mundo. Tienen en vez que enfrentar  la realidad del mundo multi-polar contemporáneo donde para jugar el complicado ajedrez de la política exterior tienen que contar con más jugadores de las potencias existentes y las emergente. 

Comments